Skip to main content

El aceite esencial de lavanda es un oro líquido muy versátil, natural y conocido en todo el mundo por sus grandes beneficios para tratar el estrés, el insomnio y la ansiedad. Pero, ¿sabías que es posible utilizar el aceite de lavanda para aliviar contracturas? 

¿Cómo funciona el aceite de lavanda para aliviar contracturas? 

El aceite de lavanda para aliviar contracturas es altamente recomendado tanto cuando proceden del estrés, como cuando no es así. 

Podemos lograr una reducción del dolor muscular gracias a la lavanda mediante la propia aromaterapia. Esto se debe a que sus compuestos actúan en el sistema nervioso central y basta con inhalarlos para recibir sus beneficios, que se sienten de manera inmediata en forma de mayor relajación y capacidad de concentración

Además de sus propiedades aromáticas, del uso tópico del aceite de lavanda para aliviar contracturas encontramos otro tanto de beneficios. Sus efectos regeneradores, cicatrizantes y anti bacterianos lo hacen perfecto para tratar los músculos doloridos mediante un profundo y estimulante masaje. 

El mejor aliado contra los dolores cervicales y el dolor de cabeza 

El aceite esencial de lavanda tiene tantos usos que es un imprescindible en casa. Es útil incluso para higienizar colchones y textiles, entre más de una decena de cosas. Cuando hablamos de dolores cervicales o dolor de cabeza donde el detonante es el estrés, la lavanda es aún más útil. 

Este tipo de dolores de cabeza tienen un origen tensional, es decir, el estrés provoca que los músculos se contraigan y puedan contracturarse, dificultando el paso del oxígeno al cerebro y provocando el dolor de cabeza.

En este caso, la lavanda, tanto por el efecto de su aroma como por los beneficios tópicos que ofrece resulta un aliado estratégico idóneo con acción inmediata

Alivia las contracturas con el aceite de lavanda

Cómo usar el aceite de lavanda para aliviar las contracturas 

Antes de utilizar el aceite esencial de lavanda para aliviar las contracturas, o cualquier otro, es importante tener claro que este resulta de una concentración elevada y pura de las propiedades de una planta. 

Por ello, siempre se usan, cuando hablamos de nivel tópico, diluido con aceites portadores como puede ser el aceite de almendras dulces, que además, tiene sus propias bondades para la piel. 

Un ejemplo es su capacidad para nutrirla en profundidad y potenciar el efecto de otros aceites esenciales muy valiosos como el de la lavanda. 

Automasaje en cervicales y sienes para tratar el dolor de cabeza con aceite de lavanda 

Los dolores de cabeza, muchas veces, son consecuencia directa del estrés con el que convivimos cada día. Por eso, un automasaje con un poquito de aceite de lavanda en las sienes es el complemento perfecto después de un masaje descontracturante o descargante que realicemos con este mismo valioso aceite. 

Ejercicios de estiramiento, claves para aliviar tus dolores musculares tensionales 

Este consejo es especialmente útil para las personas que sufren dolores de cabeza de tipo tensional. Molestias que generalmente son fruto de un estilo de vida muy atareado donde se van acumulando ‘quehaceres’. No obstante, por sus propiedades calmantes todos quienes quieren deshacerse de un molesto dolor muscular pueden beneficiarse enormemente del uso tópico de la lavanda. 

Para mantener una buena salud muscular es importante hidratarse bien, comer de manera saludable, descansar, hacer deporte… ¡Y estirar! 

Las prácticas como el yoga son muy beneficiosas para ganar elasticidad, equilibrar cuerpo y mente y aprender a auto gestionar nuestras propias emociones.

En tus sesiones de meditación, relajación y yoga, no olvides centrarte en estirar bien tus músculos para mantenerlos en forma y evitar que se contraigan. 

La técnica de Jacobson resulta muy sencilla de realizar y es muy efectiva para lograr que los músculos se relajen automáticamente al detectar tensión. Solo requiere unas pocas semanas de práctica y entre 10 y 20 minutos de dedicación diaria para lograr sus efectos permanentes: reducir drásticamente el número de contracciones y dolores cervicales que padecemos. 

¿No tienes aceite esencial de lavanda? Aquí puedes comprar un kit con difusor y aceite.

Leave a Reply

Close Menu