Skip to main content

¿Sabías que la demanda de aceites esenciales por parte de los consumidores que los utilizamos en nuestro día a día prevé un crecimiento continuo del 10% hasta el 2025? La razón es que, a estas alturas, son muy reconocidas sus bondades en todo el mundo, entre ellas, las que nos permiten mejorar las heridas y su aspecto posterior. Estos son los que mejor funcionan y el por qué. 

Rosa Mosqueta 

El aceite vegetal de rosa mosqueta, además de su encantador aroma, es un poderoso aliado para mejorar heridas. Según apuntan estudios, es capaz de estimular la producción de nuevas células

Lo más reconocido de este aceite, no obstante, son sus generosas cantidades de antioxidantes y otros componentes que son eficaces tanto para mejorar el aspecto de las heridas, como de las propias expresiones del paso del tiempo. 

Dicho de otra manera, es tan útil para reparar cicatrices como para prevenir y combatir el envejecimiento de la piel.

Descubre también: Los mejores aceites esenciales antiarrugas

Lavanda 

Se podría decir que hay sectores empresariales que no podrían estar totalmente a la altura sin el uso de este aceite esencial. De la lavanda se extrae el aceite esencial más conocido del mundo y por más de una cosa

Sabemos que la lavanda es relajante, pero también que es la base de muchos tratamientos de cosmética por sus propiedades desinfectantes y regenerantes que son altamente eficaces en su cometido. 

Uno de los aspectos más ventajosos y, quizá, menos conocido por los consumidores es que el aceite esencial de lavanda es de los pocos que potencian positivamente el efecto de otros aceites en lugar de quitar fuerza o anular las propiedades de aquel con el que se mezcla. 

El aceite esencial de lavanda es un tesoro líquido que no debería faltar en ningún tratamiento de cuidados de la piel o higiene mental.

Los aceites esenciales capaces de mejorar el aspecto de las heridas

Argán 

El aceite vegetal de argán es muy utilizado para mejorar el aspecto de las heridas producidas por el acné, quemaduras e incluso para hidratar profundamente la piel que presenta sequedad con o sin grietas. 

Sus propiedades reparadoras que estimulan el proceso de regeneración celular se utilizan también para diluir la posibilidad de que aparezcan manchas tras el proceso de cicatrización. 

Palmarosa 

El aceite esencial de Palmarosa, pese a sus múltiples y generosos beneficios, es uno de los menos conocidos para mejorar heridas, pero de los más efectivos. Sus componentes ofrecen a la piel una hidratación adecuada que facilita el proceso de cicatrización. 

El aceite de Palmarosa es un buen aliado para combatir el acné ya que ayuda a equilibrar la producción de grasa en la piel mientras desinfecta. 

Árbol de té 

El aceite esencial de árbol de té es muy reconocido por sus propiedades antibacterianas y antifúngicas

Ni bacterias ni hongos, es un poderoso higienizante y desinfectante. Además, estimula el proceso de cicatrización y favorece un escenario cutáneo idóneo para que éste resulte eficaz y no queden marcas. 

Los aceites esenciales capaces de mejorar el aspecto de las heridas

Geranio 

El aceite esencial de geranio tiene reconocidas propiedades antisépticas y desinfectantes, también antiinflamatorias y reafirmantes. Por eso es un básico para el cuidado de la piel, no solo del rostro, sino también de otras partes del cuerpo al actuar igualmente como un tónico para la dermis ayudándola a prevenir el envejecimiento prematuro. Ha demostrado ser muy eficaz como tratamiento natural para el acné igualmente. 

Almendras 

El aceite vegetal de almendras dulces es muy conocido por estar presente en muchas fórmulas cosméticas anti cicatrices. Lo mejor es que funciona por sí solo, sin necesidad de añadirle químicos de conservación, olor, etc. 

El aceite de almendras es muy recomendado durante el embarazo, para prevenir la aparición de estrías. Esto es posible gracias a su profunda capacidad de hidratar y nutrir la piel, volviéndola más flexible y resistente. 

El truco para que estos aceites funcionen es usarlos de manera adecuada y, sobre todo, con constancia. El ensayo prueba – error también es muy útil para encontrar aquellos que nuestra piel aprovecha más y agradece mejor. 

Leave a Reply

Close Menu