Skip to main content

Los síntomas de las piernas cansadas pueden aparecer en cualquier momento, sin embargo, es durante el verano donde más se sufren. ¿Sabes por qué aparecen las piernas cansadas y los remedios más eficaces para combatirlas? A continuación, te damos todas las claves para que recuperes tu bienestar con tratamientos naturales. 

¿Por qué se produce lo que conocemos como piernas cansadas? 

Es importante saber que los síntomas de las piernas cansadas en la gran mayoría de los casos no representan la existencia de alguna patología. Es decir, implican una sensación muy molesta, pero no conllevan necesariamente un mal estado de nuestra salud. 

La sensación de tener las piernas cansadas se produce por una insuficiencia en el riego de sangre de retorno desde las piernas hacia el corazón, lo que facilita que se acumulen líquidos o sangre en las piernas dando lugar a las conocidas molestias e hinchazón. 

Cuando la sangre se acumula dentro de las venas aparecen las conocidas varices, mientras que cuando el líquido se almacena en el tejido de alrededor da lugar a las molestias típicas de las piernas cansadas.

Mejores remedios para poner solución a las piernas cansadas

¿Qué remedios para las piernas cansadas naturales existen? 

Para el tratamiento de las piernas cansadas los remedios naturales suelen funcionar muy bien y, de hecho, son preferidos frente a los artificiales o químicos, no solo por su eficiencia, sino también por su influencia positiva en nuestra salud y medio ambiente.

Las infusiones para piernas cansadas, un remedio infalible 

Para las piernas cansadas uno de los remedios naturales que mejor funcionan es la toma de infusiones de plantas que ayuden a mejorar la circulación como, por ejemplo, el ciprés, que resulta una de las más efectivas. 

La actividad como prevención de las piernas cansadas 

Realizar actividad física del tipo que sea, es imprescindible si queremos mejorar los síntomas y molestias de las piernas cansadas. Esto se debe a que la circulación se activa y mejora durante la práctica regular de algún deporte, aunque sea ligero. 

El ejercicio es para las piernas cansadas un remedio imprescindible, lo que implica evitar el sedentarismo y también las malas posturas o permanecer demasiado tiempo sentado o de pie. 

Ropa ligera para las piernas cansadas, remedio casero y económico

Uno de los métodos preventivos más eficaces para las piernas cansadas es usar ropa fresca si hace calor y no ajustada. Esto último es lo más importante ya que las prendas muy apretadas dificultan la circulación haciendo muy probable que aparezcan las molestias asociadas: hinchazón, sensación de ardor, etc.

Mejores remedios para poner solución a las piernas cansadas

Mantén tus piernas elevadas cuando te acuestes 

Es, quizás, para las piernas cansadas el remedio más conocido o usado. Mantener las piernas elevadas mientras que estamos en posición horizontal, ya sea descansando en el sofá o a la hora de dormir, genera un efecto muy aliviante. La elevación de las piernas facilita el riego de retorno disminuyendo el problema y, por tanto, sus síntomas. 

Realiza masajes ascendentes con aceites esenciales para mejorar la circulación 

El ciprés así como el romero también pueden usarse de manera muy efectiva para aliviar la sensación de piernas hinchadas. 

Estos aceites son muy útiles y eficaces por sí mismos para aliviar los síntomas, la clave está en realizar los masajes correctamente. 

Cómo realizar correctamente un masaje para aliviar las molestias de las piernas hinchadas 

Antes de realizar tu masaje con alguno de los aceites esenciales propuestos, te recomendamos que realices alguna actividad que ponga en marcha la circulación. Puede ser hacer algo de movimiento ligero o una ducha con agua fría en las piernas que active el sistema. La aplicación de agua fría para activar la circulación debe empezar en los pies para terminar en la ingle. ¡No te olvides! 

El masaje que apliques posteriormente con tu aceite esencial, tendrá que ser ascendente también: empezamos por los pies y vamos subiendo por los gemelos hasta llegar a la parte superior de los muslos. Posteriormente, eleva las piernas si puedes y deja que la naturaleza haga su trabajo

Repite siempre que lo necesites, notarás muy rápido los resultados y te beneficiarás de otras ventajas que forman parte de un estilo de vida saludable. 

Por último, no olvides comer muchas verduras y frutas e hidratarte con al menos 1,5 litros de agua al día. 

Leave a Reply

Close Menu